No Surprise

Estos días fueron muy reflexivos, y creo que seguirán siéndolos por bastante tiempo. Pero es positivo. Me  impulsan a ver qué estoy  haciendo con mi vida, y si realmente es lo que quiero. Si llegué hasta donde llegué porque quise o por seguir el deseo de alguien más.

Una de las grandes revelaciones que tuve a principios de este año, fue justamente, que muchas de las decisiones y determinaciones que tomé a lo largo de mi vida fueron influenciadas por la comodidad. Porque alguien me señaló el camino y nunca dudé de si era realmente el que yo quería.

Ayer pensé: Ya está. Ya no hay vuelta atrás, lo que no viví en su momento, no puede ser vivido ahora. Técnicamente puedo hacer cosas que siempre quise hacer, pero el momento en que nació el impulso ya murió y nada va a ser igual. Puede que sea mejor, no lo dudo, pero no en el momento en que mi mente lo recreó y por tanto no como lo imaginé.

Por ejemplo, si miro hacia atrás, mi época del secundario, lo único que recuerdo es sufrir por no tener amigos. Reales amigos. Si tuve un tiempo donde tuve un grupo de personas con las que interactué y creo que hice básicamente todo lo que se esperaba de un adolescente. Pero… comienzo a dudar si esa sensatez que siempre me caracterizó, se debió a ese ideal de la perfección en mi mente, o bien a mis verdaderos deseos.

Nunca comprendí por qué tildaban a los adolescentes de inestables, básicamente porque siempre supe lo que quería y cómo lo quería. Claro. Eso pensaba.

Hoy por hoy, me doy cuenta que era una forma de vendarme los ojos y auto reprimirme.

Para algunas cosas es tarde ya, por más que quiera no hay forma de que vuelva al secundario y me enamore realmente por primera vez, y haga estupideces por amor, como debería haber hecho y no hice. No es una sorpresa en realidad, lo sorpresivo tal vez es que lo esté viendo recién ahora, con 24 años.

Por eso me planteé que este viaje que tengo en la cabeza, TENGO QUE hacerlo. De la manera que pueda, pero no quiero volver a sentir esta culpa por malgastar años.

De momento, sólo sé que en mayo, para mi cumpleaños, me iré a Europa. Este año tengo 21 días de vacaciones así que empezaré pidiéndome ese tiempo y viendo cómo me siento andando sola por ahí. Tal vez me quede. Tal vez vuelva y lo planifique para el otro año. No lo sé, pero sí empecé a construir puentes para ese fin.

Estuve buscando y me hice cuentas en páginas tales como Couchsurfing y evaluando posibilidades. De a poco, no quiero tampoco declararlo al mundo, porque por experiencia termino abandonando este tipo de proyectos cuando pasa la novedad.

Paciencia, ven a mi.

Buen viernes! J

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s