Toreando por la vida

 A las mujeres Tauro les disgustan todas las formas de debilidad.

De Goodman Linda – Los Signos Del Zodiaco Y su Carácter

Si a alguien le interesa la astrología (y si no lo hace, también) les super recomiendo ese libro.

Aunque no quieran ser astrólogos, o le tengan desconfianza a esa ciencia (sí, es una ciencia, en Inglaterra hay universidades de astrología), este libro les cambiará todo los conceptos preconcebidos acerca de esta práctica, y además ayudará a que se comprendan más a sí mismos (muchas veces es mejor que una sesión de terapia) y también al otro.

El lunes comencé con un libro, una novela romántica adolescente (lo sé, muchos dirán que no califica como libro, pero avisé que me gustaba literatura  de todo tipo) de Flor Bonelli, escritora de mis tierras. El nombre de la novela es “Nacida bajo el signo del Toro

Yo soy taurina. MUY taurina, tengo todas las características buenas y malas del signo. Para los que no saben, somos muy testarudos, mi madre solía decirme cuando era chica “me rompo, pero no me doblo”. Bueno, algunas veces aún lo hace.

Fue una semana ajetreada, todo el trabajo acumulado del fin de semana largo no me dio mucho tiempo para sentarme a escribir, pero sí tuve reflexiones muy profundas, en parte gracias al libro.

Una de mis mejores amigas es taurina como yo (cumple un día antes de hecho) y hasta hace poco diferíamos en muchas cosas. Ella era muy cerrada, al punto que no se le podía plantear otro punto de vista, porque directamente terminaba la conversación.

Yo, que tengo ascendente en libra, lo que me hace ser más “pacifista” solía dejar el tema sin discutir. De todas maneras, al taurino no le gusta discutir. No le gusta nada que rompa la armonía diaria.

Hoy por hoy, comenzó terapia y está siendo más abierta (aún con la obstinación del toro corriendo por sus venas), de hecho gracias a esto está en crisis con su pareja, pero ese es oootro tema.

Ella fue justamente la que me prestó el libro (y a quien debo agradecer que hace dos días que duermo menos de 5  horas por quedarme leyendo)

No sé si para todo el mundo, pero para mí, este libro remueve cosas muy profundas. Habla de una adolescente (taurina) de 16 años, que se enamora de un escorpiano.

Según la astrología, la mejor pareja del zodíaco es tauro – escorpio. Pero en fin, esta chica sufre, en parte porque hace las cosas mal, a causa de un desmedido orgullo.

Me sorprendí emocionándome por distintas situaciones, y sintiendo exactamente lo mismo que la protagonista. A mi amiga le pasó lo mismo, por lo cual le doy mis aplausos a Flor por hacerme revivir la adolescencia de manera tan absoluta.

Es por eso que amo leer, como dice Camila (protagonista del libro) “Como yo cuando leo. Cuando leo, me sumerjo en la historia y me evado.” Y más sentir esa ansiedad por saber qué pasa a continuación, típico de los libros de suspenso (este es de amor, pero para una romántica no reconocida como yo, es lo mismo)

Hoy tengo un cumpleaños,  y cuando vuelva, debería estudiar (aunque sé que voy a tirarme a leer hasta que todo esté “en paz” con el libro)

Les dejo esta definición de Linda Goodman, que me hace todos los honores

Como reconocer a Tauro

Un trotamundos amigo mío, que ha estado en todas partes por lo menos dos veces, me contó que jamás olvidará su primer viaje en barco al sur de España. Un día, mientras estaba en cubierta admirando el paisaje, se perfiló a la distancia una enorme masa de roca que se elevaba sólida y gradualmente del brillante azul del Mediterráneo, <<¡Mirad, el peñón de Gibraltar!>>, gritó alguien en el barco. Debidamente impresionado, mi amigo tomó una instantánea para mostrar a los amigos y después, volviéndose a un adolescente aburrido que ocupaba la silla de cubierta inmediata a la suya, dio cauce a su vena poética. <<¿No es una maravilla? -comentó-. Toneladas de agua lo están bañando desde hace siglos, las tormentas lo han azotado, lo han atacado los ejércitos, las civilizaciones han surgido y se han eclipsado, pero el peñón sigue allí. Nada lo cambia ni es capaz de hacerlo mover>>. <<Si-bostezó el chico-. Me recuerda a mi padre>>. (…)

Como Gibraltar, es sólido y firme y nada altera su tranquilidad. Se le puede arrojar agua encima o encenderle fuego entre los pies. Se le puede golpear el pecho con los puños cerrados, clavarle el fuego de miradas hipnóticas o gritarle a voz en grito: Tauro no se moverá un centímetro. Una vez tomada su posición, se cruza tranquilamente de brazos y se sienta sobre los talones. Exhibe un mentón bastante prominente, dilata las narices, echa atrás las orejas… y tú te aguantas.

Es raro que el Toro se lance a atropellar a alguien. Lo que quiere es simplemente que le dejen solo. No le molestes y se sentirá satisfecho. Presiónale y se mostrará obstinado. Empújale demasiado, fastídiale en exceso, y prepárate entonces para una furia violenta. Es capaz de aguantar durante meses y años, exhibiendo un dominio y un control perfectos, aspirando la fragancia de las flores y haciendo caso omiso del nervioso bullicio que le rodea. Hasta que algún día inesperado un imprudente le ponga una pajita de mas sobre los anchos lomos. Entonces bufará, empezará a arañar la tierra, entornará los ojos… y se lanzará a la carga.

Buen fin de semana!

tauro

Anuncios

Abandónica

Lo sé,  me perdí por casi una semana.

Avisé de esto en el primer post, así que como dice el dicho… el que avisa…

En realidad mis motivos fueron nobles, o no tanto… pero en fin, existieron.

Como les había comentado en mi última entrada, la semana pasada hubo un fin de semana de cuatro días en mi país.

El día miércoles  pusieron una nueva máquina de café en la oficina, la cual se me dio por probar. (Nunca, pero nunca jamás soy de probar los artefactos nuevos hasta que alguien lo haya probado antes, no sé qué bicho me picó, pero volveré a mis viejas costumbres)

Conclusión, el café básicamente me agujereó el estómago. Sumado a eso el jueves salí a bailar con unas amigas y tomé… bastante.

No mucho más de lo que suelo tomar, pero en el estado en que estaba mi estómago gracias al cafecito de la tarde anterior… pueden sacar conclusiones.

El final de la historia, es que mis cuatro días de “vacaciones” me las pasé durmiendo, gracias al terrible ataque al hígado que tuve. Tengo registro de haber revivido por pocas horas durante los diferentes días.

Mayormente, obligada por compromisos sociales pre establecidos.

Hoy lunes, claramente tengo acumulado el trabajo de cuatro días, así que tampoco tuve mucho tiempo para idear una entrada decente.

Mañana les hablaré más,

Espero que empiecen bien la semana!

Feliz )? Lunes!

 

Les dejo la primer canción que escuché hoy cuando llegué a la oficina:

 

 

Si realmente queremos vivir…

Si realmente queremos vivir, sería mejor que empezáramos

de una vez a intentarlo;

Si no queremos, no importa, pero sería mejor que empezáramos

a morir.

W.H.AUDEN

Es un poco crudo, pero así empieza el primer capítulo del libro “Aprender a Fluir” de Mihaly Csikszentmihalyi (cuyo nombre claramente copié y pegué)

Recién leí un párrafo, así que no puedo comentarles mucho acerca de lo bueno o malo que es, pero esa cita me gustó para ponerla en el blog,

Ayer fui al cine y a cenar con una de mis mejores amigas, hacía tiempo que no compartíamos una salida así. Aunque  trabajamos juntas y nos vemos todos los días, hablamos  vía skype y cuando salimos a almorzar en el break (y vía whatsapp y facebook), no es lo mismo en un ambiente totalmente ajeno a la oficina. Y a veces es difícil identificar esa situación.

Fuimos a ver Superman (a la cual le doy 10 puntos – sí, principalmente debido al actor, pero la trama también está muy buena) y después a cenar en un restó ahí cerca.

Charlar con ella me recordó lo necesario que es tener este tipo de trato con otro ser humano. Sí, acabo de sonar como la persona más triste y solitaria del planeta, lo sé.

A lo que voy es que, muchas veces uno se rodea de gente todo el tiempo, piensa que habla; que dice lo que realmente le está pasando.

Cuando en realidad no hace más que escupir nimiedades superficiales, e intentar decir lo que realmente sentimos, escondiéndolo detrás de miles de capas para así cerrarnos más, y ser cada vez menos capaces de escuchar lo que nos dice esa voz que todos tenemos dentro.

Hablar con ella, me hizo darme cuenta que tengo que aprender a relajarme más. Suena muy tonto y sencillo, pero creo que hasta ayer, no me daba cuenta de cuántas cosas dejé de hacer por miedo a no poder hacerlas a la perfección, lo cual es una completa estupidez, dado que la perfección no existe, es un ideal efímero que nos plantea la sociedad.

En fin, hoy me desperté más motivada, porque aunque comenzar a transitar el camino de la imperfección es algo que nunca me ilusionó antes, es la única manera en que voy a lograr ser feliz.

Los seres humanos somos perfectamente imperfectos después de todo…

Buen viernes y fin de semana para todos!

No prometo escribir este finde, ya que planeo tener una vida social (por fin!)

Disfruten!

*Pd: Les dejo esta canción de coldplay que la letra es bastante habladora )? por sí sola. =)