Ser delgada

Hoy finalmente tomé la determinación de empezar la dieta.

Bueno, retomar sería lo mejor.

Hace aproximadamente unos 5 o 6 años que vengo teniendo problemas con mi peso, no es grave, no estoy obesa (como a veces pienso) pero sí me causa malestar. Básicamente lo que me molesta de la situación es que cuando tenía 15 años (qué estoy diciendo por dios) medía 90 -62 -90 sin esfuerzo,

Claramente, dejé de crecer y seguí comiendo como vaca que va al matadero, al igual que lo hice toda mi infancia. ¿Los resultados? Engordé unos 8 kilos.

De esos 8 kilos, que me encantaría bajar todos, sé que para no verme como anoréxica sólo debería bajar 4.

Y desde ese momento, comenzó mi ir y venir con las dietas, subir y bajar 2,3 o 4 kg. En un momento, llegué casi al punto de la anorexia (nunca me incliné por la bulimia porque vomitar es algo  que deteeessto, siento que me voy a morir y ese tipo de cosas)

Hoy por hoy logré aceptarme como soy, aún quiero bajar esos kilos de más, pero también asumí que me gusta comer (no de manera insana, pero sí me gusta mandarme un chocolate o un plato de pastas de vez en cuando)

El año pasado intenté ir a una nutricionista, siempre he creído falsamente que en realidad no sirven (maldito ego heredado de mi madre, quien casualmente tiene un sobrepeso de unos 40 kg) y descubrí que realmente su ayuda es muy valiosa en este camino por comer de manera saludable.

Con el orden que ella me dio, baje alrededor de 3 kilos. Básicamente lo que más me interesaba bajar. El problema vino con que mi obra social es un desasssstre y te dan turnos cada mes o mes y medio, algo que en un control nutricional No sirve.

Encima de todo, el turno que había pedido para el mes siguiente, me llamaron dos días antes para decirme que la médica se tomaba vacaciones y por tanto lo tenía que cambiar. Cuando llamo para reprogramarlo (porque claramente cuando te llaman para cancelar un turno, no pueden darte otro) me indican que ahora esa especialidad tiene que ser requerida directamente en la sucursal donde voy a atenderme

Hola? Siglo XXI, turnos por internet, ¿ese tipo de cosas?

Finalmente opté por pasarme a una prepaga porque es imposible seguir así. En agosto tengo el pase y comenzaré con el tratamiento propiamente dicho y demás, pero entre medio tengo que recuperar toda la fuerza de voluntad que siempre me caracterizó.

Para despertarla, empecé poniéndome cartelitos que dicen “fuerza de voluntad taurina” en el box. Suena ñoño lo sé, pero realmente quiero bajarlos, para sentirme mejor conmigo misma.

Por empezar, comencé a organizarme para no andar comiendo todo el día. Ese es principalmente mi gran problema, que cuento los minutos para comer (muerta de hambre, si sigo así voy a pesar 80 kg y no  60 en unos años) Aunque sean boludeces, tengo que comer, una galletita aca, una barrita de cereal por allá… y esas cosas.

Este post lo empecé a escribir ayer, pero no llegué a editarlo y terminarlo, así que hoy sería el día número dos del orden alimenticio auto propiciado por mí persona. Debo decir que me siento más liviana. No sé si es una cuestión de pensamiento o qué, pero me siento mejor.

¡Y las notitas SÍ ayudan!

2013-07-05 14.26.46

Anuncios