Living La Vida

Hay que vivir la vida… el tema es cómo

Eso mismo le dije a mi mejor amiga, después que me confesara que su psicóloga le hizo darse cuenta que no está enamorada del novio (del cual está distanciada)

Yo misma vengo en crisis desde el jueves pasado cuando me levanté pensando ¿Esto es todo?

El jueves tuve mi sesión quincenal de terapia, por lo cual, pude hablarlo “en fresco” con mi psico también.

Entiendo que no es normal sentirse así a los 24. O tal vez es lo más normal del mundo, no sé sinceramente.

Pero hay días en que me levanto sintiendo que vivo la vida de una persona veinte años mayor, voy de mi casa al trabajo y del trabajo a casa, lo único que me diferencia es que 4 días por semana hago danza y los fines de semana salgo. Pero luego, mi vida gira en torno a esta rutina aplastante.

No me engaño, sé que necesito de la rutina para subsistir. Soy una taurina con todas las letras y la estabilidad es una parte intrínseca de mi personalidad, sin la cual no puedo vivir mucho tiempo. No en paz al menos.

El problema es que tengo miedo de llegar a los 35 y darme cuenta de las cosas que No hice por miedo, justamente. Mi psico me dijo que tiene miedo que llegue a los 35 y las termine haciendo, cueste lo que cueste. Es decir, hoy por hoy no tengo nada que me “ate”

No novio, no hijos, no nada.

Sólo un trabajo, mi familia y mis gatos.

Bueno, está mi carrera artística, pero sinceramente un año o 6 meses no la va a arruinar.

A todo esto, nunca dije cuál es mi gran frustración. O la más preponderante.

Desde que tengo 18 o 19 años que tengo ganas de viajar. Pero no viajar de vacaciones 15 días por algún lado; si no dejar todo por un par de meses e irme a recorrer (Europa principalmente) trabajando de lo que se pueda, con tal de conocer distintos lugares. Básicamente porque aunque me gustaría, no me alcanza el presupuesto para pagarme la vida de turista durante 2 meses, a duras penas llego a uno.

En general, los blogs que suelo leer son de gente que está bien posicionada económicamente, no me gusta generalizar, pero así es. Así que tal vez, no se termine de entender esto del todo.

Igualmente, creo que si tuviera la suficiencia económica para irme tranquila sin pensar en que estoy dejando un trabajo estable y toda la bola, me iría con mi mochila por ahí, a trabajar por meses fuera de mi país, sólo para saber cómo es el día a día en un pueblo de Suiza, por ejemplo.

También entiendo que no puedo estar preocupándome a los 24 años por no conseguir trabajo después, teniendo un título universitario, idiomas y 6 años de experiencia laboral…. Pero el miedo está ahí, arañando la superficie.

No sé en qué  momento el miedo de no poder subsistir se adueñó de mi accionar. Cuando era más chica, no tenía problema en cambiar de trabajo (de hecho lo hice tres  veces en menos de un año y medio).

Será la crisis mundial y el gran cuco del fin del mundo y el hambre extremo. No sé.

No puedo dejar de repetir en mi mente las palabras de Alan Watts

Cuando al final llegamos a algo que el individuo dice que es lo que es lo que quiere realmente hacer

Yo le digo: – ¡Hazlo! Y… eh… olvida el dinero. Porque si dices que ganar el dineros es lo más importante pasarás la vida malgastando tu tiempo.

 

Estarás haciendo cosas que no te gustan para seguir con una vida que consiste en hacer cosas que no te gustan. ¡Es una estupidez! Es mejor tener una vida corta llena de cosas que te gusta hacer, que una vida larga vivida de una manera miserable.”

 

En este link encuentran el video y la transcripción de lo que dice (si como yo, tienen bloqueado youtube y solo lo pueden ver por el cel… lo que es incómodo)

http://mundocaco.com/que-harias-de-tu-vida-si-el-dinero-no-importara/

Les dejo besos

pc3a1jaros

 

Co-habitantes

-Limpiá tu box.

-Eh?

-Hay ratas en la oficina, fijate de limpiarlo a fondo.

Esas fueron las primeras palabras que recibí luego de cruzar la puerta de la oficina.

Fantástico. Empezar la semana sabiendo que un roedor, no característico precisamente por su  higiene y sanidad ha caminado (y quien no dice mordisqueado) mis cosas durante el fin de semana (y vaya uno a saber desde hace cuánto tiempo).

¿No es así cómo todos queremos empezar el lunes?

Más allá de la crisis de limpieza que hay en la oficina, donde todos ahora son súper limpios y miran horrorizados al resto, hay muchísimo trabajo porque el jueves y viernes es feriado, así que hay que correr para hacer todo en tres días (igual no me quejo para nada, voy a  tener 4 días para vivir mi vida tranquilamente luego de esto)

El fin de semana no pude escribir, y realmente lo extrañé. Fue bastante más intenso de lo que esperaba.

El viernes por empezar, tuve una reunión con cuatro amigas, y ni bien terminamos de cenar, mi gato mayor (Tengo dos, uno 8 años y otro de 15), se ahoga, vomita y se queda estático durante una media hora.

Hace un año casi, perdí a mi perro a causa de una enfermedad congénita que se lo llevó a los 5 años, luego de internarlo e inducirlo a un coma farmacológico. Amo con todo mi ser a los animales, y más aún a los que conviven conmigo, así que su muerte fue una verdadera pérdida, de la que aún no termino de recuperarme. Por lo que, ver a mi gato así me puso verdaderamente mal, al punto que llamé a la clínica veterinaria a las 12 de la noche. Al parecer, simplemente le cayó mal un poco de queso parmesano que le di, y como los gatos tienden a eliminar automáticamente lo que es nocivo para su organismo, reaccionó así. Hoy por hoy ya está igual que siempre. =)

Sacando eso, fue un viernes muy relajado, comimos pizza y charlamos de la vida mientras les leía las cartas (Estudio Tarot terapéutico y ellas se prestaron como sujetos de prácticas)

El sábado a la tarde, fue el festejo de cumpleaños de mi primita, donde tuve un encuentro con una de las personas más nocivas de mi pasado (Al cual estaría bueno vomitar, tal como hizo mi gato, para sacarlo de mi vida, simplemente limpiando el suelo),

Mis primos, tienen un mejor amigo de toda la vida, el cual es prácticamente su hermano. Ese mejor amigo abusó de mí desde mis 5 años hasta que cumplí los 7 u 8, no puedo decirlo con exactitud, ya que no recuerdo gran parte de mi niñez, la tengo bloqueada probablemente.

Sí recuerdo ese período de mi vida, donde le dije a mi mamá, con sencillas palabras de niña, que el mejor amigo de mis primos y vecino, “me molestaba” A lo cual recuerdo que mi tía (la madre de mis primos) desacreditó, diciendo que probablemente fueran historias de una nena con gran imaginación. O bien que era mi abuelo (pobre santo, nunca me tocó un pelo)

Mi mamá me explicó, que para poder hacer algo, tenía que tener “testigos” (palabra cuyo significado aprendí a muy temprana edad)

No recuerdo bien cómo frenó el abuso, sé que un día mi tía habló con su mamá y no sé bien en qué terminó, pero tuve paz. Como ya he dicho, guardo muy pocos recuerdos de mi niñez.

El problema no murió ahí claramente, durante años tapé que eso había pasado, y cada vez que lo recordaba, sentía que era mi culpa, que yo lo había provocado. Sinceramente no sé por qué lo pensaba, puesto que era demasiado chica para que nadie pudiera echarme la culpa de nada, digo, no tenía más de 8 años, creo que ya eso sólo, convierte al abusador en un enfermo.

Finalmente hace alrededor de un año, logré contarlo en terapia. Para sorpresa de mi psicóloga, y mía, logré entender que había sido víctima de un abuso, del que no tenía culpa alguna.

Ese mismo día, pude planteárselo a mi mamá, quien casi muere de un infarto, ya que nunca entendió qué era lo que quería decir con “molestar”. Con el tiempo, pude planteárselo a dos amigas de mucha confianza. Pero creo que nadie más en mi vida lo sabe.

Con el paso de los meses, logré identificarme con otras víctimas de abuso, y entender qué es lo que pasa por mi mente, el continuo negar la situación, asumir la responsabilidad de algo de lo que somos completamente inocentes.

Y saber que nada… absolutamente nada, cambia ni cambiará la situación.

Hoy en día, no puedo plantearle nada a mis primos, no tengo pruebas más que los débiles recuerdos de mi mente, y sinceramente, lo quieren como un hermano. No sé si hago bien o mal callando, pero no tengo ganas de exponerme a lo que la confesión acarrearía.

Sólo tengo que aprender a no sentirme tan indefensa cada vez que lo veo en una reunión familiar.

Desde este pequeño lugar, mi homenaje a quienes son víctimas de abusos de cualquier tipo, y que no tienen ni siquiera la defensa (como tengo yo) de ser niños cuando se produjo.

Les dejo una canción de creed, cuya letra también refleja mucho de lo que me hizo/hace sentir la situación.

Buen comienzo de semana para todos!

http://www.azlyrics.com/lyrics/creed/myownprison.html

 

 

 

La Antisocial

A veces pienso que debería tener una especie de termómetro/alarma que me indique cuando me estoy yendo al carajo con la antisociabilidad.

Hoy es sábado.

Desde el lunes pasado que vengo diciendo que voy a salir, le hinché a todas y cada una de mis amigas hasta que convencí a cuatro.

Hora? 2.35 am

Out fit?: calzas, remera GRIS, buzo ENORME, medias de algodón y PANTUFLAS.

Sí, definitivamente voy en busca de una tarima con mi nombre escrito en ella.

Mientras tanto, mis amigas están saliendo. A mí, se me caen los ojos de cansancio y la mera idea de meterme en un lugar oscuro con humo, abarrotado de gente cual subte en hora pico me pone la piel de gallina del rechazo.

Mañana tengo un curso (sí, un domingo) eso, y que me está por venir, marcaron la diferencia entre estar escuchando a un flaco que intenta levantarme y que esté escribiendo esto ahora mismo.

Las ganas de salir y conocer gente me hicieron dudar por alrededor de dos horas… finalmente, mis parpados hinchados y las pocas ganas de bañarme, maquillarme, secarme el pelo, pelearme con la ropa, llorar frente al espejo si no me gusta lo que veo (Gracias Síndrome Pre Menstrual! Sos mi mejor amigo!) decidieron por mí.

Sin embargo, mi conciencia (o la voz de mi madre, amigas y compañeros de trabajo que me dicen que me deje de joder y me dedique a buscar un novio – ¿eso se consigue haciendo esfuerzo?-) me llevaron a registrarme en una página de citas (¡Por Dios! Me siento de cuarenta!) a la cual todavía no voy a investigar porque tardan DOS DÍAS! En marcar una foto de perfil como válida… y como todos sabemos, lo único que hace que seas aceptable en internet (y bueno en la vida real también) es tu cara, en este caso tu foto de perfil.

Es patético que hoy en día una persona tenga más posibilidades de conocer a alguien así que face to face… pero eso lo dejamos para otro post, u otroS varios post, porque es un tema largo.

Así que en definitiva, procederé a unirme a mis felinos compañeros en mi cama.

Espero no estar contemplando mi futuro… y si al menos es así, que aparezca Hugh Grant (como en la película Amor a segunda vista) y nos rescatemos mutuamente. Y rápido!

Espero que su sábado sea más entretenido, aunque yo la estoy pasando bastante bien mirando al bombón de Jay Ryan (nota de babosa aparte:¿ qué está pasando con Australia que cada vez produce hombres más hermosos?) en La Bella y la Bestia (sin comentarios, me gusta la serie, más allá de lo  mala que sea) tapada hasta la nariz con la netbook encima.

See you!!