No Surprise

Estos días fueron muy reflexivos, y creo que seguirán siéndolos por bastante tiempo. Pero es positivo. Me  impulsan a ver qué estoy  haciendo con mi vida, y si realmente es lo que quiero. Si llegué hasta donde llegué porque quise o por seguir el deseo de alguien más.

Una de las grandes revelaciones que tuve a principios de este año, fue justamente, que muchas de las decisiones y determinaciones que tomé a lo largo de mi vida fueron influenciadas por la comodidad. Porque alguien me señaló el camino y nunca dudé de si era realmente el que yo quería.

Ayer pensé: Ya está. Ya no hay vuelta atrás, lo que no viví en su momento, no puede ser vivido ahora. Técnicamente puedo hacer cosas que siempre quise hacer, pero el momento en que nació el impulso ya murió y nada va a ser igual. Puede que sea mejor, no lo dudo, pero no en el momento en que mi mente lo recreó y por tanto no como lo imaginé.

Por ejemplo, si miro hacia atrás, mi época del secundario, lo único que recuerdo es sufrir por no tener amigos. Reales amigos. Si tuve un tiempo donde tuve un grupo de personas con las que interactué y creo que hice básicamente todo lo que se esperaba de un adolescente. Pero… comienzo a dudar si esa sensatez que siempre me caracterizó, se debió a ese ideal de la perfección en mi mente, o bien a mis verdaderos deseos.

Nunca comprendí por qué tildaban a los adolescentes de inestables, básicamente porque siempre supe lo que quería y cómo lo quería. Claro. Eso pensaba.

Hoy por hoy, me doy cuenta que era una forma de vendarme los ojos y auto reprimirme.

Para algunas cosas es tarde ya, por más que quiera no hay forma de que vuelva al secundario y me enamore realmente por primera vez, y haga estupideces por amor, como debería haber hecho y no hice. No es una sorpresa en realidad, lo sorpresivo tal vez es que lo esté viendo recién ahora, con 24 años.

Por eso me planteé que este viaje que tengo en la cabeza, TENGO QUE hacerlo. De la manera que pueda, pero no quiero volver a sentir esta culpa por malgastar años.

De momento, sólo sé que en mayo, para mi cumpleaños, me iré a Europa. Este año tengo 21 días de vacaciones así que empezaré pidiéndome ese tiempo y viendo cómo me siento andando sola por ahí. Tal vez me quede. Tal vez vuelva y lo planifique para el otro año. No lo sé, pero sí empecé a construir puentes para ese fin.

Estuve buscando y me hice cuentas en páginas tales como Couchsurfing y evaluando posibilidades. De a poco, no quiero tampoco declararlo al mundo, porque por experiencia termino abandonando este tipo de proyectos cuando pasa la novedad.

Paciencia, ven a mi.

Buen viernes! J

Living La Vida

Hay que vivir la vida… el tema es cómo

Eso mismo le dije a mi mejor amiga, después que me confesara que su psicóloga le hizo darse cuenta que no está enamorada del novio (del cual está distanciada)

Yo misma vengo en crisis desde el jueves pasado cuando me levanté pensando ¿Esto es todo?

El jueves tuve mi sesión quincenal de terapia, por lo cual, pude hablarlo “en fresco” con mi psico también.

Entiendo que no es normal sentirse así a los 24. O tal vez es lo más normal del mundo, no sé sinceramente.

Pero hay días en que me levanto sintiendo que vivo la vida de una persona veinte años mayor, voy de mi casa al trabajo y del trabajo a casa, lo único que me diferencia es que 4 días por semana hago danza y los fines de semana salgo. Pero luego, mi vida gira en torno a esta rutina aplastante.

No me engaño, sé que necesito de la rutina para subsistir. Soy una taurina con todas las letras y la estabilidad es una parte intrínseca de mi personalidad, sin la cual no puedo vivir mucho tiempo. No en paz al menos.

El problema es que tengo miedo de llegar a los 35 y darme cuenta de las cosas que No hice por miedo, justamente. Mi psico me dijo que tiene miedo que llegue a los 35 y las termine haciendo, cueste lo que cueste. Es decir, hoy por hoy no tengo nada que me “ate”

No novio, no hijos, no nada.

Sólo un trabajo, mi familia y mis gatos.

Bueno, está mi carrera artística, pero sinceramente un año o 6 meses no la va a arruinar.

A todo esto, nunca dije cuál es mi gran frustración. O la más preponderante.

Desde que tengo 18 o 19 años que tengo ganas de viajar. Pero no viajar de vacaciones 15 días por algún lado; si no dejar todo por un par de meses e irme a recorrer (Europa principalmente) trabajando de lo que se pueda, con tal de conocer distintos lugares. Básicamente porque aunque me gustaría, no me alcanza el presupuesto para pagarme la vida de turista durante 2 meses, a duras penas llego a uno.

En general, los blogs que suelo leer son de gente que está bien posicionada económicamente, no me gusta generalizar, pero así es. Así que tal vez, no se termine de entender esto del todo.

Igualmente, creo que si tuviera la suficiencia económica para irme tranquila sin pensar en que estoy dejando un trabajo estable y toda la bola, me iría con mi mochila por ahí, a trabajar por meses fuera de mi país, sólo para saber cómo es el día a día en un pueblo de Suiza, por ejemplo.

También entiendo que no puedo estar preocupándome a los 24 años por no conseguir trabajo después, teniendo un título universitario, idiomas y 6 años de experiencia laboral…. Pero el miedo está ahí, arañando la superficie.

No sé en qué  momento el miedo de no poder subsistir se adueñó de mi accionar. Cuando era más chica, no tenía problema en cambiar de trabajo (de hecho lo hice tres  veces en menos de un año y medio).

Será la crisis mundial y el gran cuco del fin del mundo y el hambre extremo. No sé.

No puedo dejar de repetir en mi mente las palabras de Alan Watts

Cuando al final llegamos a algo que el individuo dice que es lo que es lo que quiere realmente hacer

Yo le digo: – ¡Hazlo! Y… eh… olvida el dinero. Porque si dices que ganar el dineros es lo más importante pasarás la vida malgastando tu tiempo.

 

Estarás haciendo cosas que no te gustan para seguir con una vida que consiste en hacer cosas que no te gustan. ¡Es una estupidez! Es mejor tener una vida corta llena de cosas que te gusta hacer, que una vida larga vivida de una manera miserable.”

 

En este link encuentran el video y la transcripción de lo que dice (si como yo, tienen bloqueado youtube y solo lo pueden ver por el cel… lo que es incómodo)

http://mundocaco.com/que-harias-de-tu-vida-si-el-dinero-no-importara/

Les dejo besos

pc3a1jaros

 

Si realmente queremos vivir…

Si realmente queremos vivir, sería mejor que empezáramos

de una vez a intentarlo;

Si no queremos, no importa, pero sería mejor que empezáramos

a morir.

W.H.AUDEN

Es un poco crudo, pero así empieza el primer capítulo del libro “Aprender a Fluir” de Mihaly Csikszentmihalyi (cuyo nombre claramente copié y pegué)

Recién leí un párrafo, así que no puedo comentarles mucho acerca de lo bueno o malo que es, pero esa cita me gustó para ponerla en el blog,

Ayer fui al cine y a cenar con una de mis mejores amigas, hacía tiempo que no compartíamos una salida así. Aunque  trabajamos juntas y nos vemos todos los días, hablamos  vía skype y cuando salimos a almorzar en el break (y vía whatsapp y facebook), no es lo mismo en un ambiente totalmente ajeno a la oficina. Y a veces es difícil identificar esa situación.

Fuimos a ver Superman (a la cual le doy 10 puntos – sí, principalmente debido al actor, pero la trama también está muy buena) y después a cenar en un restó ahí cerca.

Charlar con ella me recordó lo necesario que es tener este tipo de trato con otro ser humano. Sí, acabo de sonar como la persona más triste y solitaria del planeta, lo sé.

A lo que voy es que, muchas veces uno se rodea de gente todo el tiempo, piensa que habla; que dice lo que realmente le está pasando.

Cuando en realidad no hace más que escupir nimiedades superficiales, e intentar decir lo que realmente sentimos, escondiéndolo detrás de miles de capas para así cerrarnos más, y ser cada vez menos capaces de escuchar lo que nos dice esa voz que todos tenemos dentro.

Hablar con ella, me hizo darme cuenta que tengo que aprender a relajarme más. Suena muy tonto y sencillo, pero creo que hasta ayer, no me daba cuenta de cuántas cosas dejé de hacer por miedo a no poder hacerlas a la perfección, lo cual es una completa estupidez, dado que la perfección no existe, es un ideal efímero que nos plantea la sociedad.

En fin, hoy me desperté más motivada, porque aunque comenzar a transitar el camino de la imperfección es algo que nunca me ilusionó antes, es la única manera en que voy a lograr ser feliz.

Los seres humanos somos perfectamente imperfectos después de todo…

Buen viernes y fin de semana para todos!

No prometo escribir este finde, ya que planeo tener una vida social (por fin!)

Disfruten!

*Pd: Les dejo esta canción de coldplay que la letra es bastante habladora )? por sí sola. =)

Pisoteando

¿Dónde se supone está el otoño?

Hoy salí con mis calzas frizadas y ahora siento que tengo un infierno abrazándome las piernas (podría quemar la grasa ya que estamos), extraño el frío de hace unos años, esta temperatura primaveral es extraña y desubicada.

Es el tercer post de este blog y el tercero que empiezo quejándome, creo que debería cambiar la temática… o intentarlo al menos.

Igual, comencé el blog con el SPM encima y ahora estoy con mis ovarios y hormonas en plena actividad, así que me lo voy a permitir por unos días más…

Ayer finalmente fui a un curso de bioenergía, no había comentado antes, pero soy reikista y estoy “profesionalizándome” estudiando un poco más qué es lo que nos compone además de la sangre, venas y tripas )?

Ayer terminamos de ver los 7 chakras principales, es muy bueno el enfoque porque te hace replantear acerca de las conductas que tenemos diariamente, si son sanas o no.

Mientras fuimos leyendo los apuntes nos iba sugiriendo que tomemos una libreta y vayamos anotando las cosas que indican que tenemos un chakra cerrado o trabado. (o por el contrario super acelerado) Y con curación energética, ir tratando de corregirlo de a poco,

La cosa es que a medida que iba leyendo, consideré seriamente  en agregarle hojas al cuadernito que dediqué para eso.

Cuando volví a casa, llegué super motivada y acomodé mi habitación (que es un completo desastre)

Vamos a ser sinceras, lo que acomodé fue una –pequeña- parte, y saqué tres bolsas de basura.

Soy taurina y tengo la tendencia natural a guardar cosas porque pienso que después me pueden servir, no llego a tener el conflicto acumulativo que una vez vi en un documental de discovery, pero sí me cuesta dejar ir cosas, creo que es un reflejo de mi vida y relación con los demás,

Me cuestan los cortes, los cambios, por eso probablemente (entre otros motivos varios) aún no logré encontrar una pareja, tengo demasiado miedo a después tener que dejarlo ir y no poder,

Finalmente me armé de valor y tiré apuntes que sé que no voy a utilizar. Entre las ruinas )? encontré una cajita,  con souvenirs de los 15 compañeras del primario y secundario a quienes Ya no veo, y con las que ni siquiera hablo (algunas ni siquiera las tengo en el facebook), así que no le encontré sentido a guardarlos. Sin querer cuando  estaba tirándolos a la basura, pisoteé la caja para que ocupe menos espacio en la bolsa.

De alguna manera me dio pena, pero creo que también fue un acto simbólico inconsciente, tal vez estoy aprendiendo a dejar un poco el pasado atrás.

Deberé meditarlo con más calma, pero es un comienzo… el siguiente paso sería, ver si me animo a tirar las cartas de amigas de la infancia, que tengo guardadas en la otra esquina de mi habitación.

Nos leemos gente! Que empiecen bien la semana!

PD: hoy terminaron de aceptarme las fotos en la pagina de citas, así que hoy cuando vuelva de danza veré qué tiene el universo deparado para mí.