Escorpio navegando por Saturno.

Hace un rato mantuve una conversación interesantemente profunda con mi mejor amiga, de esas que solemos tener últimamente.

No sé hasta qué punto el paso de escorpio por Saturno es el causal de todo este replanteo, pero la realidad es que hace unos meses que vengo ajustando tuercas en mi vida, y a ella le pasa igual.

Encontré una página que resume un poco todo esto, un miiini resumen de lo que dice es:

Saturno en Escorpio puede propiciar lo que algunas escuelas iniciáticas llaman “la pequeña muerte”. Eso es lo que nos propone Saturno, que muramos a lo que somos para renacer

La función de Saturno es crear orden, organización, justicia, leyes, reglas, formas, estructuras, bases sólidas, cimientos. La parte saturnina de nuestra psique se ocupa de elaborar el libro de instrucciones, las normas de “pilotaje” de nuestra entidad humana, las proporciones que ha de tener cada área de la psique, y de la vida, para que las cosas funcionen de forma óptima.

Este planeta nos ayudará a cristalizar todo lo relacionado con nuestros deseos y emociones, pero al mismo tiempo su fuerza se encargará de que éstos sean el fiel reflejo de nuestra ley interna o programa esencial. Es probable que durante su paso por Escorpio, cada ser humano sienta la necesidad apremiante de ser fiel a sí mismo, a los designios de su Yo”

http://hermandadblanca.org/2012/12/09/saturno-en-escorpio-desde-octubre-2012-a-diciembre-2014/

Si tienen un tiempito léanla, tal vez les aclare un poco el panorama.

Volviendo al tema, con ella hablábamos de cómo los cuentos y películas que vimos en nuestra infancia, terminan afectando nuestra manera de pensar (consciente o inconscientemente) el día de hoy.

En realidad, hablábamos de la baja autoestima que tuvimos durante casi toda nuestra vida. Y de cómo siempre terminábamos haciendo cosas por los demás, que en el fondo no queríamos o no estábamos cómodas haciendo, pero para contentar al otro…

Muchas veces uno termina cediendo ante determinadas cosas, porque convive con el otro, y bueno… es lógico, pero el otro también tiene que ceder en la misma medida, si no las cosas se desbalancean y alguien termina sintiéndose frustrado.

¿Qué tiene que ver con las películas y cuentos?

Fácil, bueno no sé si tanto. Todo lo que tenga que ver con la mente y los pensamientos que mantenemos ocultos es enrevesado.

Pero de alguna manera, estuvimos esperando toda nuestra vida (bueno, nuestra vida hasta ahora) que alguien más venga y nos valore por lo que nosotros no nos valorábamos, que nos hiciera sentir que éramos hermosas, buenas, queridas y tooodo eso.

¿Con qué lo relaciono? Con el príncipe que viene a salvar una princesa. Estupideces. En el día a día, la princesa se salva sola, o el dragón la come. Punto.

A lo que voy, es que nadie va a enseñarte a quererte a vos mismo. Pueden ayudarte a ver cosas que no habías visto antes, pero la verdadera valoración surge de adentro.

En definitiva, todo se resume a: Disney tiene la culpa ! 😛

Estoy muy colgada con el blog, lo sé. Pero tengo un sueño inexplicable estos últimos días, y me ataca la pereza.

Nos estamos leyendo.

Besos!

Anuncios